Miércoles , 21 febrero 2018
últimas noticias
Inicio / Reptiles / Cuidados / Uromastyx, el lagarto de las palmeras

Uromastyx, el lagarto de las palmeras

Uromastyx alfredschmidti

El Uromastyx spp, más conocido como el lagarto de cola espinosa o lagarto de las palmeras, pertenece a la familia de los agámidos con procedencia de zonas desérticas y semi- desérticas del norte de África, Mali, Somalia, Nigeria, Marruecos, Mesopotamia, Sahara etc.. soportando grandes variaciones térmicas entre el día y la noche.

El género Uromastyx lo forman 16 especies de agámidos con un gran parecido morfológico que los hace fácilmente reconocibles. Este parecido provoca grandes confusiones taxonómicas a la hora de clasificar las especies donde algunos autores citan subespecies como especies, otros las agrupan…

Con una esperanza de vida de 12 a 20 años, el Uromastyx posee un cuerpo rechoncho y una cola con las escamas en forma de espinas alcanzando los 80 cm de longitud en algunas subespecies.

Uromastyx Ornata

Comportamiento

Son animales territoriales con sus congéneres, por lo que no es recomendable tener muchos ejemplares juntos, evitando así peleas y persecuciones. Los lagartos de las palmeras en su hábitat recorren un vasto territorio en busca de comida en un medio muy hostil: enormes llanuras pedregosas, escasa vegetación y un gran número de escorpiones y víboras.

Las crías de Uromastyx pasan la mayor parte del día escondidas bajo grandes rocas donde consiguen algo de humedad, los adultos corretean por el paisaje y corren a toda velocidad hacia su refugio cuando se sienten en peligro. En estado  salvaje llevan una vida solitaria y sólo se producen encuentros en época de cría a mediados de primavera.

Son poco agresivos con el ser humano, los Uromastyx no suelen morder y optan por escapar cuando se sienten inseguros, su tamaño no es excesivamente grande, por lo que son fáciles de manejar, y se pueden mantener sin grandes dificultades gracias a su dieta, en su mayoría herbívoros, lo que facilita enormemente el mantenimiento.

Terrario

Como medidas mínimas, recomendaríamos para una pareja, un terrario de 100x50x50. La decoración debe estar muy bien estructurada, de forma escalonada y con inclinaciones, potenciando el área habitable, con diferentes grutas y escondrijos bien sujetos para evitar derrumbes. Estos reptiles pasan largos periodos escondidos en sus madrigueras para evitar el frío o calor extremos evitando las horas centrales del día cuando la temperatura se vuelve insoportable .

Podemos decorar con plantas naturales pero debemos tener en cuenta que pueden comérselas en pocas horas, así pues es recomendable utilizar plantas artificiales.

Iluminación

Necesitaremos una bombilla o tubo con una radiación UVB de 10.0. Mantendremos la luz encendida unas 12 horas en verano y 9 en invierno, para conseguir este fotoperiodo exacto sería conveniente utilizar un temporizador para que en caso de ausencia se mantenga sin problemas.

Es muy interesante que la intensidad de luz en las horas centrales del día sea la máxima posible, utilizando los diferentes tipos de iluminación según sea el tamaño, ventilación y otros factores que afecten a la temperatura del terrario.

Muy recomendables son las lámparas halógenas conectadas a un dimer o potenciómetro, con el que podremos dar diferente potencia de luz y calor para regular la intensidad de luz y calor simulando perfectamente cambios estacionales y franjas horarias.

Temperatura

Para recrear lo más fielmente posible el ambiente en el que se mueven los Uromastyx, tendremos que crear un gradiente de temperatura como el que sigue:

  • Bajo los focos de asoleamiento situaremos una temperatura de unos 40 Cº
  • La zona más alejada del spot debería situarse sobre ·30-32 Cº
  • En el refugio de los animales rondaran los 25-30 Cº
  • En temporada invernal (Noviembre / Febrero) la temperatura bajo el spot la situaremos en torno 25 Cº,  en la zona alejada del spot sobre los 20 Cº y 15 en el refugio.

Humedad

La humedad ambiental la situaremos entre el 30%-35%, los Uromastyx no requieren un exceso de humedad, controlaremos el porcentaje de humedad con un higrómetro, en caso de que baje de estos valores rociaremos el terrario con un difusor de agua, siempre sin llegar a empapar, sólo humedeciendo.

Es conveniente utilizar algo de musgo de esfagnos en uno de los refugios para que mantenga un poco más alta la humedad en este como en su hábitat natural .

juvenile Uromastyx ornatus

Alimentación

Los ejemplares jóvenes de Uromastyx son omnívoros y aceptarán con agrado algunos grillos, pero a medida que alcanzan la edad adulta se vuelven principalmente herbívoros.

Podemos ofrecer insectos a los ejemplares juveniles, en alguno de estos insectos espolvorearemos un poco de calcio y vitaminas, alimentaremos diariamente a los juveniles con verduras variadas, cereales germinados y algún insecto.

Una vez alcanzada la madurez su dieta se volverá prácticamente herbívora, pudiendo dar así una amplia gama de verduras, hortalizas, fruta, tubérculos etc…

A los ejemplares adultos es conveniente dejarles en ayunas un día a la semana, así mantendremos más activos nuestros Uromastyx aprovechando para que limpien su tracto intestinal.

Diferencias sexuales

El sexado de los Uromastyx es bastante complicado, en algunas sub-especies los machos y las hembras poseen diferentes colores, en otras tanto las hembras como los macho poseen poros femorales similares, en otras se puede llegar a palpar los hemipenes del macho etc.

Cría

En primavera cuando las temperaturas vuelven a subir, empezaremos a ver a los Uromastyx apareándose, pues la bajada de temperaturas invernales activa sus gónadas.

El macho monta a la hembra y la sujeta mordiéndola el cuello, pudiendo ocasionar pequeñas heridas, a partir de ahí la hembra come menos dado que los huevos empiezan a ocupar casi todo su espacio abdominal.

La señal de que la hembra está lista para poner los huevos es cuando deja de comer por completo, siendo entonces el momento de colocar un recipiente con arena húmeda con una profundidad de unos 9-10 cm. La hembra utiliza este recipiente excavando y depositando los huevos.

Debemos dejar los huevos unas horas dado que muchos agámidos ponen huevos de prueba, observando si corren riesgo de que se los quitemos, la hembra pondrá sólo unos pocos y si ve que se los retiramos, buscará otro lugar donde acabar su puesta.

Una vez efectuada la puesta sacaremos el recipiente del terrario, desenterraremos los huevos, los marcaremos para saber la posición que tienen y nunca los moveremos de esa posición dado que podrían morir los embriones.

Una vez retirados y puestos en la incubadora, pondremos de nuevo un recipiente con arena mojada en el terrario por si les quedase algún huevo por poner.

Subespecies Uromastyx

Este agámido posee una gran cantidad de subespecies:

Uromastyx acanthinura
Uromastyx aegyptia
Uromastyx alfredschmidti
Uromastyx asmussi
Uromastyx benti
Uromastyx dispar
Uromastyx geyri
Uromastyx hardwickii
Uromastyx leptieni
Uromastyx loricata
Uromastyx macfadyeni
Uromastyx dispar maliensis
Uromastyx occidentalis
Uromastyx ocellata
Uromastyx ornata
Uromastyx princeps
Uromastyx thomasi
Uromastyx yemenensis
Uromastyx yemenensis yemenensis
Uromastyx yemenensis shobraki

Te puede interesar

gecko Ptychozoon Kuhli-

Ptychozoon Kuhli, Gecko volador un gran habilidoso

El Ptychozoon Kuhli es conocido como el gecko volador, porque tiene una gran habilidad para …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR