Miércoles , 18 julio 2018
últimas noticias
Inicio / Pájaros / Cuidados / Entrenamiento con refuerzo positivo

Entrenamiento con refuerzo positivo

El castigo está muy arraigado en nuestra cultura y ligado muy frecuentemente con la necesidad innata de controlar comportamientos y con el objetivo presunto del aprendizaje. Pero estos métodos suelen surtir efectos contrarios al deseado, provocando miedo y desconfianza, en este caso, en nuestros pájaros.

Lo realmente efectivo es entrenar conductas positivas con las que sustituir las negativas a través del refuerzo positivo. Educar a nuestro pájaro premiando su buen comportamiento lo motivará a eliminar malos comportamientos y actitudes y a portarse mejor.

Desde nuestra marca Hari hemos querido investigar cuáles son las técnicas más recomendadas y empleadas a lo largo del tiempo para reconducir comportamientos o actitudes.el refuerzo positivo en pájaros

Tiempo fuera

Esta técnica consiste en aislar al loro en su jaula, apagar las luces, cubrir la jaula y mantener apartado a nuestro pájaro en otra habitación para que el contacto con nosotros sea nulo.

A nuestros pájaros les gusta pasar tiempo fuera de su jaula o de su espacio seguro y tener un estrecho contacto con la familia. Por eso, aplicando este método se le está castigando a estar sólo y metido en su jaula. Pero la lógica de nuestro pájaro es compleja, puesto que cuando ellos están cansados, hambrientos o nerviosos quieren volver de forma voluntaria a su espacio seguro, o insistirán para que nosotros los metamos en él. También nuestros pájaro puede asociar que cada vez que se porta mal va a ser devuelto a su espacio seguro, pero si en determinado momento no le hacemos caso puede portarse mal para llamar nuestra atención porque lo que verdaderamente quiere es volver a su espacio.

Para que la técnica de tiempo fuera sea una estrategia de entrenamiento efectiva, tiene que suceder inmediatamente después de la conducta.

  • El tiempo que se precisa para: bien coger al loro y devolverlo a su jaula/cuarto apartado, o apagar la luz/cubrir la jaula, es suficiente para que se desvanezca toda asociación entre acción y consecuencia.
  • En segundo lugar, el tiempo fuera ha de eliminar de manera efectiva el factor motivante que causó la conducta indeseada. Tal y como hemos visto, es prácticamente imposible predecir con exactitud cuál es la motivación de nuestro loro en el momento previo a que suceda el comportamiento.
  • En tercer lugar, el tiempo fuera no debe durar mucho (entre 30 segundos y unos pocos minutos como máximo) para que el ave sea capaz de realizar una conexión emocional. Si se alarga más nos arriesgamos a que el loro olvide el motivo del castigo. Desafortunadamente, creemos que «el castigo es más justo» si aislamos a nuestra mascota durante un periodo largo de tiempo.
  • La cuarta y última clave para que el tiempo fuera sea efectivo es que el loro debe volver a su sitio original para tener la oportunidad de comportarse adecuadamente y recibir un refuerzo positivo. Si actúa correctamente debemos premiarlo. Este último paso es crucial y el que más que se suele obviar durante el entrenamiento de nuestros pájaros. 

Introducción de estímulos negativos

Existen algunas técnicas negativas y crueles para nuestros pájaros que durante mucho tiempo se han empleado, y el efecto que se consigue es que pierdan la confianza e incluso que acentúen su comportamiento negativo. Algunas de estas técnicas son echarles un chorro de agua fuerte en la cara, golpear y sacudir la jaula, tirarle al suelo, gritarle o chillarle (no olvidemos que los pájaros son ruidosos y si perciben que nuestra actitud es igual ellos pensarán que es un juego y no un castigo).

Estas técnicas están totalmente desaconsejadas puesto que provocan incomodidad y dolor a nuestro pájaro. Nunca debemos usar el dolor para motivar a nuestros pájaros o para buscar un comportamiento positivo. Es muy importante incidir en este punto puesto que estas técnicas se encuentran en libros publicados no hace demasiado tiempo.

Introduciendo estos estímulos negativos en el entrenamiento es que nos van a evitar, sufrir sentimiento de apatía, miedo y hasta pueden ser agresivos con nosotros como medida de protección.

¡Nunca debemos usar el dolor para motivar a nuestros pájaros! 

El refuerzo positivo en pájaro

Otras técnicas que no son negativas pero a raíz de malas prácticas introducen estímulos negativos al entrenamiento de nuestro pájaro son la de la escalera, la del aleteo o la de agitar el brazo en exceso.

  • Técnica de la escalera

El objetivo es que nuestro pájaro pase de una mano a otra, hacia delante y hacia detrás. Le estamos enseñando a nuestro pájaro una respuesta de ascenso fiable y dándole una oportunidad de lograr su premio tras realizarlo bien. Se está introduciendo un refuerzo positivo por su conducta.

Sin embargo, esta técnica también se ha empleado como “castigo” cuando hace algo mal como un método de ejercicio. Pero esta técnica empleada incorrectamente no es efectiva si el loro se encuentra excitado y se le pide hacer la técnica de la escalera, puesto que se frustrará y es probable que su agresividad aumente (y no que disminuya). Además, si realizamos esta acción estando molestos o enfadados, el pájaro lo notará y sus sentimientos de ansiedad o frustración se intensificarán.

  • Ejercicio de aleteo el refuerzo positivo en pájaros

Que nuestros pájaros aleteen es muy importante. Somos responsables de promover y estimular a que nuestro pájaro realice ejercicio, puesto que muchos pájaros se muestran reticentes a realizar actividad física. Para que esto suceda se les debe reforzar de manera positiva. Usar el ejercicio como castigo hará que pierda toda motivación a hacerlo de manera voluntaria. El hecho de que hagamos que nuestro pájaro aletee hasta que esté demasiado cansado puede desencadenar que se porte mal, porque esté cansado y además conllevará probablemente, si el acto es repetitivo, en serios problemas en la salud física y mental del ave. Los ejercicios de aleteo siempre se deben realizar hasta el nivel de tolerancia del loro, y se deben reforzar siempre con diferentes recompensas y han de realizarse varias veces al día para fomentar una salud óptima.

  • Técnica de agitar el brazo

Este método se diseñó para corregir a loros jóvenes que intentan picotear más de la cuenta cuando están en el brazo de su dueño. La idea es agitar levemente el brazo para hacer que el loro pierda el equilibrio momentáneamente y, de esta manera, hacer que se olvide de picar. Sin embargo, a veces se lleva demasiado lejos como técnica de castigo y se sacude al pájaro violentamente para que éste pierda totalmente el equilibrio llegando incluso a caer al suelo, haciendo que nuestro pájaro pierda totalmente la confianza en nosotros.

Entrenamiento con refuerzo positivo

El entrenamiento con refuerzo positivo es el método de entrenamiento para nuestros pájaros más gratificante y efectivo. Es sencillo y consiste en reforzar comportamientos positivos a través de premios. Además de reforzar y aprobar sus comportamientos positivos estaremos reforzando nuestro vínculo con ellos, con todo lo positivo que ello conlleva. Para ello podemos emplear el juego, por ejemplo, con el uso de juguetes de forrajeo en los que deban buscar su premio escondido. Gracias a ello también estaremos estimulando la actividad física y mental de nuestros pájaros. Recuerda que ellos son muy curiosos y les encanta encontrar tesoros. Aprovecha su gran capacidad de búsqueda para premiarles y pasar tiempo juntos.

Y no debemos olvidarnos que cuando queramos que nuestro pájaro cambie determinadas actitudes y comportamientos es muy importante que recordemos la importancia de la inmediatez a la hora de identificar el acto negativo y manipular los estímulos ambientales que causan dicha conducta. Todo debe ser de inmediato para que no pierda su efectividad y siempre con refuerzo positivo. Para eliminar el comportamiento negativo, el valor del refuerzo positivo debe ser mayor que el valor que les otorgaba el comportamiento negativo inicialmente.

el refuerzo positivo en pájaros

 

 

 

Te puede interesar

puesta de huevos

Problemas con la puesta de huevos de mi loro, ninfa o agapornis.

Los problemas con la puesta de huevos pueden ser comunes en ninfas, periquitos, agapornis y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR