Lunes , 19 febrero 2018
últimas noticias
Inicio / Acuariofilia / El cuidado de los peces betta

El cuidado de los peces betta

peces betta
Tranquilidad y relajación al observar la belleza y movimientos de los peces betta, son sólo algunos de los beneficios que te causará mantenerlos en tu acuario. Por ello, los peces betta son uno de los diez peces tropicales más populares que existen, además de por sus llamativos colores y ser muy fáciles de cuidar.
El pez betta, también conocido como el pez guerrero siamés, surgió hace aproximadamente 150 años en Malasia y Thailandia (zonas conocidas antiguamente como el Reino de Siam). Su hábitat natural son las zanjas y arrozales como los que vemos en las imágenes.
En sus orígenes los peces betta presentaban colores opacos y nada que ver con los actuales.
peces betta

Especies de peces Betta

El betta splendens es el tipo de betta más conocido, dentro de éste nos podemos encontrar con clases y variantes muy diversas, con una amplia gama de colores entre los “aleta larga”, “cola delta súper”, “media luna o halfmoon”, “cola de corona”, “cola de rosa”, “cola corta”, cola de velo”, “cola de peine”, etc.

Además de los betta splendens están los Betta mascrostoma que se diferencian del resto de bettas por ser más grandes, miden entre 8 y 11 cm. Su hábitat natural son estanques y ríos de agua dulce ácida con valores de pH bajos. Son originarios de Brunéi, donde son especies protegidas, y se extienden hasta el Norte Oriental de la Isla de Borneo.

En este tipo de betta para poder diferenciar a los machos y a las hembras debemos fijarnos en su pigmentación y en sus aletas. Los colores del macho son muy llamativos y sus aletas más sofisticadas. En este caso es el macho quien se encarga de la incubación bucal.

Otras especies de peces betta son los albimarginata, channoides e imbellis.

Una foto publicada por Daniel Xiong (@dxiong_mustard) el

Consejos para el cuidado de los peces betta

 

Tipos de acuarios para bettas

Para un mantenimiento y cuidado de nuestros peces betta, debemos proveernos en primer lugar del espacio adecuado donde vamos a mantenerlos. Una opción es elegir entre betteras diseñadas específicamente para este tipo de peces, con una capacidad de entre 2 y 4 litros, como la bettera Ez Care con un exclusivo sistema de auto limpieza para evitar molestar a nuestros bettas en lo posible, haciendo que el cambio de agua no sea estresante para él. Si la bettera que hemos escogido no dispone de luz, podemos adquirir la luz LED para betteras Marina, consiguiendo una iluminación segura para nuestros peces, totalmente sumergible y de bajo consumo. Encontramos pequeños acuarios de 5 a 7 litros, como el caso del Kit Marina Betta Aquarium, con el que podemos ofrecer a nuestros bettas algunas plantas y un espacio más amplio por el que moverse. Como los bettas son peces cuyo hábitat natural son las aguas estancadas, con plantas y donde apenas existe movimiento de agua, los modelos de acuarios Fluval Chi y Fluval Edge también son perfectos para ellos pudiendo recrear su hábitat en un espacio adecuado para ellos. Se trata de acuarios de reducidas dimensiones que podremos colocar en cualquier habitación de casa o en la oficina con un espectacular resultado. Son modelos muy fáciles de mantener, gracias al filtrado automático, al sistema de iluminación LED que viene integrado y a su disipador de calor que prevendrá que suba la temperatura del agua por la iluminación y que los hace ideales para cuidar y disfrutar de nuestros bettas.  

Betta en acuario Fluval Chi

Betta en acuario Fluval Edge

 

Alimentación

 

Una alimentación específica y equilibrada serán claves en del buen aspecto y buena salud de los peces betta. El estómago de estos peces es bastante pequeño, y lo ideal es dosificar su comida a dos veces al día. Una dieta a base copos secos o gránulos flotantes pequeños de alta calidad específica que les aporte los nutrientes y proteínas necesarios, sin olvidarnos de ofrecerles alimentos vivos como moscas de la fruta sin alas, artemias y gusanos negros y blancos.

 

Cuidados del agua

Acondicionamiento del agua Los peces betta se adaptan muy bien a distintos tipos de dureza de agua y de pH, pero lo ideal es mantener un rango de pH ácido, en un intervalo de entre 6,4 y 7, y una dureza del agua más bien blanda, debiendo estar el kH entre 2 y 4 grados. Debemos recordar que el agua del grifo no está acondicionada para nuestros peces betta, por lo que para que presente unas condiciones óptimas recurriremos al uso de un acondicionador específico, con el fin de eliminar el cloro, la cloramina y los metales pesados dañinos que se encuentran en el agua del grifo. Para acidificar el agua blanda podemos emplear pequeñas cantidades de turba y hojas de almendro tropical. Observaremos que el agua se vuelve de color ámbar, pero este hecho es beneficioso para nuestros peces betta porque se evitará el crecimiento de algas. Temperatura Los peces betta se clasifican dentro de los peces de agua fría. La temperatura del agua deberemos mantenerla entre los 24,5ºC y los 26,5ºC. Existen pequeños calentadores para betteras que nos ayudarán a mantener la temperatura correcta. Cambio de agua  Como mínimo debe cambiarse al menos una vez por semana, aunque es recomendable hacerlo más frecuentemente si es posible.

Plantas para nuestros bettas

 

Las plantas vivas flotantes nos van a facilitar recrear un ambiente muy natural para los peces betta, evitando el estrés y fomentando un comportamiento natural. Se pueden poner plantas como la Ceratopteris flotante (helechos), los antocerotófitos y elodeas o yanas. Si optamos por las plantas plásticas, es recomendable escoger plantas con ventosa para betteras que sean seguras para nuestros peces betta. Encontraremos también plantas artificiales que ondean en el agua, con colores que no se desvanecen y fabricación en plásticos no tóxicos y que no afectan a la química del agua.

  Una foto publicada por Rebecca Bartley (@beccabartley344) el

Reproducción del pez betta

Al iniciar el proceso de reproducción lo indicado es separar a los machos y a las hembras, dentro del mismo acuario de forma que no puedan tener contacto físico. El betta macho creará un nido y cuando esté listo desplegará sus aletas frente a la hembra.

En el momento en que observemos que la hembra presenta el vientre visiblemente hinchado de huevos y que la punta del tubo ovipositor blanco se extiende desde su abdomen debemos volver a ponerlos juntos. Generalmente, el proceso de reproducción es rápido, en el mismo día. Si no es el caso, debe iniciarse de nuevo todo el proceso.

Una vez hayan eclosionado los huevos y los betta alevines empiecen a nadar libremente el macho debe ser apartado de éstos. También será el momento de iniciar su alimentación y se realizarán cambios de agua parciales diariamente.

Para la reproducción del betta lo ideal es un acuario de entre 19 y 38 litros, la cual se llenará de agua hasta la mitad o dos tercios de la misma y permanecerá cerrada con una cubierta de vidrio para que el aire que reciban los alevines esté a la misma temperatura del agua. La temperatura deberá mantenerse a 26,5º C.

Un vídeo publicado por William (@wsummers716) el

Te puede interesar

peces del lago tanganica

Si quieres un reto, conoce estos 3 peces del lago Tanganica

El lago Tanganica es uno de los grandes lagos de África muy conocido por su …

2 comentarios

  1. Que hago si a mi pez betta macho se le pego su aleta?

  2. Compré vuestro acuario de 6,7 litros de la marca Marina para mis peces betta y la verdad es que estoy muy contento. Altísima calidad a un precio muy asequible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR