Sábado , 21 julio 2018
últimas noticias
Inicio / Estanques / Cómo acondicionar un estanque en invierno

Cómo acondicionar un estanque en invierno

Cada año, cuando empiezan a bajar las temperaturas debemos prepararnos para realizar algunas tareas de mantenimiento y acondicionamiento del estanque en invierno para evitar que nuestros peces y plantas sufran.

acondicionar un estanque en invierno

Mantenimiento del estanque en invierno

Debemos tener en cuenta que vivir en diferentes puntos del país nos dificulta dar unas pautas generales, por lo que dependiendo de nuestro clima y temperatura del agua de nuestro estanque en invierno, deberemos tomar unas u otras medidas.

Como siempre, la información sobre los peces u otros habitantes que tenemos en el estanque es clave, conocer su temperatura adecuada y alimentación, entre otros, hará que el mantenimiento sea más sencillo y nuestros peces vivan con mayor bienestar. Así que como siempre te recomendamos, infórmate antes, planifica el estanque y sus estaciones con antelación y mantén peces en él una vez tienes los conocimientos necesarios.

Medición de la temperatura

Mantener un constante control de la temperatura del agua en el estanque en invierno hará que podamos anticiparnos a cualquier situación, cambios en el comportamiento o al momento en el que tengamos que trasladar a nuestros peces.

Reducción de la alimentación de los peces

Conforme la temperatura del agua del estanque en invierno disminuye, los peces necesitarán menos comida, por ello se debe observar con atención su ingesta de comida y ajustarla a sus necesidades. Evitaremos comida sobrante que acabará convertida en residuos.

Hibernación de los peces en el estanque

Si estamos en un clima frío y tenemos una temperatura del agua de 7º C de media, observaremos que nuestros peces dejan de alimentarse y deberemos paralizar la alimentación si no hay ingesta por su parte. Esto es debido a que en una temperatura de entre 8 y 10º C los peces empiezan a hibernar en el fondo del estaque.

Podemos observar como nuestros peces salen ocasionalmente a la superficie pero continúan sin alimentarse, esto es debido a que salen a por oxígeno y no a por alimento.

Traslado del estanque al acuario

Si nuestro clima hace que el estanque en invierno no sea adecuado para mantener a nuestros peces en él, encontramos bajas temperaturas para la especie de peces que mantenemos, hielo u otras inclemencias que no lo hacen adecuado para ellos, deberemos trasladarlos a un acuario dentro de casa donde puedan permanecer hasta la llegada de mejores temperaturas.

Las carpas doradas necesitan de 11 litros de agua por cada 2,5 cm de su longitud, y los peces koi un mínimo de 19 litros por cada 2,5 centímetros de longitud. Además como son peces que generan muchos residuos, se necesita un potente sistema de filtrado para mantener un hábitat saludable. Es importante tener un filtro que mueva el agua al menos dos veces de forma diaria.

La adaptación de los peces en el nuevo acuario se hará rellenando este con al menos el 50% de agua del estanque, debiendo acondicionar el agua previamente con la mezcla del agua del grifo, una vez esté acondicionada podremos introducir los peces mediante bolsas en las que el agua vaya cogiendo la misma temperatura, evitando introducirlos de golpe.

El agua la cambiaremos parcialmente cada semana, asegurándonos que se acondiciona correctamente. Otros aspectos a cuidar es la iluminación del acuario donde tengamos a los peces y la cantidad de alimentación. Un exceso de éstas hará que crezcan más rápidamente los residuos y las algas. También debemos asegurarnos del mantenimiento mensual del filtro.

Con un poco de cuidado y atención podremos disfrutar de nuestros peces en el interior del hogar durante los meses de invierno hasta la primavera.

La llegada de la primavera

Si nuestros peces han permanecido en el estanque en invierno, observaremos que empiezan a alimentarse de nuevo cuando la temperatura del estanque empiece a estar por encima de los 8º C. En primavera y otoño es recomendable alimentarles con fórmulas de espirulina y germen de trigo.

Traslado del acuario al estanque

Si durante el invierno los peces han estado protegidos de las bajas temperaturas en un acuario dentro de casa, van a necesitar de un tiempo para adaptarse de nuevo a su hábitat.

Antes que nada debemos asegurarnos de que el agua del estanque está debidamente acondicionada, hay que asegurarse de medir mediante kits los niveles de amoniaco y nitrito con regularidad para asegurarnos que el filtro biológico está actuando eficazmente en la eliminación de residuos.

Debemos procurar evitar un cambio repentino en el nivel de temperatura y de PH, por ello no pueden dejarse sin más los peces en el estanque, debe seguirse un proceso de adaptación:

  • El primer paso es introducir los peces en bolsas de plástico lo suficientemente grandes, preferiblemente un pez por bolsa, con el agua del acuario.
  • Estando al lado del estanque se dejará la bolsa flotando en la superficie del estanque durante aproximadamente unos 10 minutos o hasta que la temperatura del bolsa y el agua del estanque sean lo más aproximadas.
  • A continuación se añadirá una pequeña parte de agua del estanque en la bolsa y esperaremos otros 10 minutos para que el pez se vaya adaptando, debiendo repetirse el proceso una o dos veces más.
  • Después de este proceso y asegurándonos que nuestros peces se encuentran perfectamente, es el momento de dejar a los peces dentro del estanque.

Durante los primeros días tras haber dejado a los peces en el estanque, debemos comprobar que se han adaptado al nuevo entorno y que no han sufrido estrés durante el cambio.

acondicionar un estanque en invierno

Alimentación del estanque en invierno

• A una temperatura de 10º C o superior se alimentará a los peces cuatro veces al día, pero sólo la ración justa que puedan consumir en dos minutos.

• Cuando la temperatura del agua está por debajo de 7ºC los peces del estanque no necesitan alimento, deberemos observarles diariamente, además de controlar la temperatura, para asegurarnos de su predisposición a la ingesta de comida.

• Si se observa que los peces no se alimentan correctamente y no es debido a la temperatura del agua, debe comprobarse los niveles de amoniaco y nitrato y buscar los signos de una mala alimentación.

• Proporcionar dos tipos de formulaciones de alimentos. Lo ideal es que nunca falte a nuestros peces la espirulina.

Te puede interesar

Un estanque en el jardín en sencillos pasos

Construir un estanque en el jardín en 7 sencillos pasos

La construcción de un estanque prefabricado Construir un estanque prefabricado puede ser bastante sencillo, ya que …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR