Jueves , 9 abril 2020
últimas noticias
Inicio / Sin categoría / Castración de los perros – Ventajas y desventajas

Castración de los perros – Ventajas y desventajas

Castración de los perros

La razón por la que queremos informar sobre la castración de los perros macho, es porque actualmente existen muchos mitos y leyendas alrededor de este tema, y queremos aclararlos. Además vemos importante conocer las ventajas y desventajas de castrar a un perro macho, ya que hay mucha gente a favor y mucha en contra de realizar esta intervención.

Perro macho

Ventajas de castrar a un perro

La edad recomendada para castrar a un perro es de los 6 a los 9 meses. No es nada aconsejable realizar esta intervención quirúrgica antes de los 6 meses, porque el perro todavía tiene mucho que desarrollar, su carácter y su cuerpo debe crecer con la mayor naturalidad posible. Si realizamos la castración en su edad adulta, puede que haya adquirido algunos comportamientos negativos y que los tenga muy arraigados, como parte de su forma de ser. Es posible que con la esterilización no se eliminen tan eficazmente como sucede con los perros castrados entre los 6 y los 9 meses.

Los perros adultos (más de 6 meses de edad) también pueden ser castrados, aunque hay que tener en cuenta que los riesgos de la intervención pueden ser mayores, sobretodo en el postoperatorio, y puede verse agravado si el perro es mayor y tiene sobrepeso.

Después de la intervención, los perros deben estar vigilados para evitar que se laman las heridas, y que se hagan daño, por eso es recomendable utilizar un collar isabelino resistente y que pese poco, para que puedan acostumbrarse más fácilmente a llevarlo. Además, es conveniente tener siempre cerca un botiquín para atenderlo cuando menos te lo esperes.

Proporciona beneficios médicos

La castración evita algunas enfermedades, como por ejemplo el cáncer de testículo, ya que con la esterilización se extraen los testículos del perro y así queda casi eliminada la posibilidad de sufrir cualquier enfermedad que esté relacionada directamente a este órgano. Cabe destacar que el cáncer de testículos es bastante común y potencialmente mortal para perros de edad avanzada. Por otro lado, se cree que con la castración se elimina por completo la posibilidad de sufrir problemas de próstata, y en este caso, esto no es del todo cierto, ya que sí que reduce las posibilidades de sufrirlos, pero no los elimina por completo.

La esterilización de un perro evita que el animal sufra infecciones de próstata. Si no está castrado, su próstata va creciendo gradualmente a medida que el perro crece, lo que puede causar infecciones. Una vez el perro está castrado, no hay infecciones porque este crecimiento no se da.

Mejoras en el comportamiento del perro

Los únicos comportamientos de perro relacionados con la castración son los comportamientos dados por las hormonas sexuales masculinas. La esterilización no afecta a su carácter, a su simpatía, a su forma de jugar o de correr, por ejemplo. Sin embargo, hormonas como la testosterona se reducen después de la castración, así que se reducen comportamientos asociados a ellas.

Es muy probable que, después de una castración de un perro macho, observes cambios en su comportamiento, como por ejemplo, el cambio más común es que dejan de orinar para marcar el territorio. También aguantan más tiempo sin orinar, ya que el perro no está tan deseoso de salir a buscar hembras. Algunos estudios sugieren que la castración puede reducir la agresividad del perro hacia otros perros de su mismo género. Esto es debido a que el nivel de la testosterona es más bajo y disminuye el comportamiento agresivo que va asociado con ella. Por otro lado, hay estudios que afirman no encontrar relación entre la agresividad y la castración. Nosotros pensamos que el hilo conector entre la agresividad y la castración es el deseo por las hembras, lo que deriva en comportamiento agresivo entre perros macho. Si con la castración se disminuye el deseo de hembra, por ende, disminuye también la agresividad.Perro husky blanco y negro

Cuando un perro no está castrado puede tener niveles de testosterona muy altos que otros perros pueden detectar y derivar en problemas sociales y de relación entre perros. La esterilización ayudará a evitar encontronazos indeseados con otros perros macho. Cabe destacar que, aunque el deseo por otras hembras se verá disminuido, no desaparecerá del todo.

¿Alguna vez has vivido ese incómodo momento en el que tu perro quiere montar la pierna de un invitado en casa? ¿O quiere montar su cama, sus peluches o cualquier otro perro? Después de la castración, este tipo de “monta indiscriminada” desaparece. Disminuyen sus ganas de monta, y esos incómodos momentos también.

Actualmente todavía se cree que la castración es la solución a todos los problemas de comportamiento de un perro. Nada más lejos de la realidad. Con la castración se eliminan o disminuyen los comportamientos relacionados con los niveles de testosterona. Pero el resto de comportamientos, como el típico “hurgar en la basura”, “subirse al sofá”, “comerse las zapatillas” o “ladrar a los vecinos”, son comportamientos adquiridos del perro y que deben corregirse con paciencia y constancia, para conseguir una buena educación y adiestramiento caninos.

También te puede interesar: ¿Cómo se comunican los perros? Y ¿cómo defienden su territorio?

Desventajas o detrimentos de castrar a un perro

A pesar de que la castración de los perros es muy beneficiosa en muchos sentidos, hay que tener en cuenta algunos factores importantes:

  • Un pequeño porcentaje de perros castrados se convierten en atractivos para perros no castrados.carlino castrado gordito
  • Los perros macho castrados entre los 6 y los 9 meses, pueden llegar a crecer más de lo que crecerían de no estar esterilizados.
  • Hay un aumento de riesgo (muy leve) para los perros castrados de desarrollar dos tipos de cáncer: Osteosarcoma y hemangiosarcoma.
  • Los perros castrados antes de los 5 meses de edad, pueden ser propensos a desarrollar displasia de cadera y hipotiroidismo.
  • Los cambios fisiológicos después de la castración pueden afectar a su metabolismo y a su apetito. Por tanto, hay que tener más cuidado con la alimentación porque pueden ser propensos a engordar con facilidad. Si además la raza de tu perro es propensa a engordar, como por ejemplo el carlino o el bulldog inglés, además de que son propensos a sufrir problemas de respiración, hay que ser mucho más precavidos e incluso, seguir una dieta de adelgazamiento previa a la intervención.

Aunque estos inconvenientes al castrar a un perro son alarmantes y nos pueden preocupar, es muy importante que tengas en cuenta que los beneficios son mucho mayores que todas las desventajas que te hemos contado.

De todos modos, siempre te recomendaremos que hables con tu veterinario sobre los pros y los contras de una castración de perro, para poder valorarlo con detenimiento antes de decidir lo mejor para tu perro.

¿Y tú qué opinas de la castración? ¿Estás a favor o en contra? Te agradeceríamos que nos lo cuentes en los comentarios aquí abajo ↓ Nos encantará leeros.

 

 

Te puede interesar

piton-en-la-mano

Cuidados que necesita una serpiente como animal de compañía

En la actualidad ya no nos sorprendemos con prácticamente nada. En muchas ocasiones decimos “la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR